Eslabón nº 8: Blas sin Epi (por Blas)


Link del Eslabón:

http://blassinepi.blogspot.com/2009/08/reto-de-fauve-por-la-continuacion-de.html


Blas nos cuenta como en su día a día aplica el sentimiento de respeto hacia los animales siempre que puede.


Y es que Blas tiene un jardín de tamaño normal pero próximo a un bosque, y vive la curiosa experiencia de ver como las gatas del bosque, incluso alguna del vecindario, deciden dar a luz a sus crías en su jardín. Blas procura vigilar la situación para que las crías estén cuidadas hasta crecer.

Blas tiene dos perros, uno de ellos hembra. Dicha perra en una ocasión tras pasar el celo y estar rodeada de gatitos recién nacidos le vino un embarazo psicológico, ¡¡ llegando incluso a dar de mamar a varios de los gatitos !!. Qué pena no tener una foto de esa escena.


En su jardín Blas tiene árboles con nidos de pájaros en todos ellos. En alguna ocasión, alguna cría de ave ha caído de su árbol y Blas siempre ha recogido a las crías y con su escalera la ha devuelto a su nido.


Hace unos días se encontró en la piscina de su jardín a una lagartija a punto de ahogarse. Por supuesto Blas la salvó de semejante situación.

Hace un par de meses, hablando tranquilamente con una amiga, se le acercó un gatito negro sólo frotándose a sus piernas, muy cuidado pero sin collar ni referencias. Decidieron coger a el gatito y llevarlo a la veterinaria, aunque estaba cerrada, esperaron con paciencia a que abriera y poder comprobar que el gatito no tenía chip para poderlo devolver a su dueño. Al comprobar que no había forma de localizar al dueño del gato, el veterinario decidió quedárselo con la suerte de que al día siguiente el gatito encontró un hogar donde lo adoptaron.

En otras ocasiones, Blas se tiene encontrado con alguna oveja de granjas cercanas, que al estar perdidas acababan en su jardín. Por suerte Blas tiene un coche todoterreno, así que las metía en él y parando de granja en granja las llevaba de vuelta a casa.

Este es el modo en que Blas en su Eslabón nos cuenta la admiración, cariño y respeto que tiene por los animales, por su bienestar y por su vida.

5 comentarios:

Fauve, la petite sauvage dijo...

Doy fe que Blas es muy buena con los animales, ¡a mí me trata genial! XDDD Bueno, esto es una broma de muy mal gusto en un asunto tan serio, pero qué sería de nosotros sin el humor... Me siento un poco responsable de esta entrada pues empujé a la fuerza a Blas a contarnos su historia, y lo más curioso es que ¡me hizo caso!
A lo mejor cuando vuelva de sus vacaciones en Copenhague (grñññ, qué envidia) nos cuente más cositas y nos ponga más fotos... Suerte tuvimos que encontró un hueco mientras hacía las maletas para dejarnos una historia tan maravillosa llena de historias a su vez. Todo un ejemplo de amor y respeto a los animales.
¡Enhorabuena, Blas!

Fauve, la petite sauvage dijo...

(Que conste en acta que la última foto que aquí aparece me la robó de donde la robé yo, del foro del Refugio con el que yo colaboré, grñññ).

Amanda dijo...

Y qué bien hiciste animando a Blas, ahora ya somos 8 eslabones geniales.

Besotes!!!

Fauve, la petite sauvage dijo...

A ver si se sigue animando la gente; yo sé de algunos que lo han prometido y sé que van a cumplir su palabra...

¡BLAAAAAAAAS! ¿TE HAS VISTO AQUÍ?

BLAS dijo...

Síiiiiiiiii, me acabo de ver!! :D Hace ilu ser un eslabón de una cadena tan estupenda como ésta. Además, ahora que acabo de regresar de por allá arriba (no gruñas Fauve, que no fué tan maravilloso como te crees, excepto por los paisajes, claro), y he vuelto a tener a mis perros conmigo, más me alegro de participar. Sólo los animales pueden ser tan nobles y darte unas bienvenidas tan efusivas!! Y eso que sus vacaciones han sido mejores que las mías, en una finca estupenda de la Cerdanya con sus amigos. Aun me quedan por recoger a mis peces, que me los está cuidando una amiga.
Besos!

Publicar un comentario